Si buscamos una solución original para cubrir las paredes de la habitación de nuestros hijos o hijas, los vinilos decorativos son una propuesta a tener en cuenta.

Los vinilos son creaciones en las que se reproducen estampas infantiles que acompañan a los niños en su estancia en el cuarto. Además, están protagonizadas por simpáticos personajes en situaciones diversas que incitan a la imaginación de los más pequeños para que expliquen en qué lugar se encuentran y lo que está sucediendo.

Estos vinilos decorativos son de gran tamaño (85 centímetros de ancho x 160 centímetros de largo) por lo que nos ocupan una buena parte de la pared en la que irán colocados.

Se trata de un producto de gran calidad que soporta el paso del tiempo bien y que podemos mantener adecuadamente retirando el polvo de su superficie con ayuda de un paño para el polvo.

Una de las propuestas más exitosas de nuestra oferta de vinilos decorativos es una en la que se reproduce la imagen de un ratón conduciendo un coche. Un ratón que tiene una corona y que nos mira fijamente como si nos invitara a subir a su vehículo para llevarnos a alguna parte. Un dibujo coloreado en tonos pastel que hará las delicias de los niños y niñas al verlo.