Si hay algo que divierte a un niño o a una niña es una piscina de bolas. Un espacio en el que poder estar recogido, jugando y donde poder experimentar con la imaginación. En Babylunares contamos con varios modelos divertidos y muy bonitos.

Fabricadas con espuma de poliuretano, recubiertas con una suave funda agradable al tacto de tela de jersey (94% algodón, 6% elastán) que puede lavarse en lavadora a temperatura máxima de 40º.

Las piscinas de bolas pertenecen a la marca Meow; muy seguras y cómodas, ya que disponen de lados estables y un fondo de espuma.

Además, cada piscina de bolas se ofrece con 200 bolas (incorporadas ya en el precio) de cuatro colores distintos. Estas bolas están fabricadas con plástico LDPE, seguras y libres de olores. El diámetro de las bolas es de 7 centímetros para evitar que los pequeños puedan introducírselas en la boca.

Este juguete está recomendado para niños y niñas que se sientan y que se mantienen por si mismos, aunque recomendamos que siempre jueguen en su interior bajo la supervisión de una persona adulta.

El diámetro aproximado de nuestras piscinas es de 90centímetros y su altura ronda los 30 centímetros.

El espesor de los lados de la piscina de bolas de Babylunares es de unos 6 centímetros aproximadamente y el del fondo de 2 centímetros. Por lo que el pequeño está siempre aislado del suelo. Eso sí, lo más recomendable para la vida útil de la piscina de bolas es su empleo en el interior de la vivienda.